Disfruta de unos pies sanos y bonitos

foot-1885546_1920

 

Para tener unos pies sanos y bonitos solo tenemos que dedicarle un poco de tiempo cada día; normalmente les prestamos poca atención y solo nos acordamos cuando nos molestan o cuando llega el verano y están más expuestos con el calzado abierto.

 

De cara al verano, los especialistas recomiendan:
  • Lavarse los pies diariamente con un gel de ph ácido y con agua templada o fría.
  • Secarse bien sobre todo entre los espacio interdigitales.
  • Mantener la flexibilidad de la piel con el uso diario de una crema hidratante podológica, haciendo hincapié en los talones y teniendo precaución de extenderla bien entre los dedos para evitar maceraciones.
  • Usar piedra pómez o limas automáticas para eliminar las células muertas y suavizar las durezas o callosidades pero en caso de presentar alguna patología debes acudir a un especialista, evita hacerlo en casa o en lugares no homologados para evitar lesiones y cortes no deseados.
  • Evitar medias y calcetines ajustados que dificulten la circulación y a ser posible que sean de algodón o fibras naturales.
  • Si nuestros pies se hinchan es aconsejable y placentero darles un baño en agua tibia o fría con los aceites esenciales adecuados, consúltanos cuál es el más adecuado para aliviar tu problema.
  • No olvides aplicar la protección solar igual que en el resto del cuerpo, y si vas a la playa o piscina usa siempre chanclas para evitar los molestos contagios de hongos.

 

Haremos una especial mención al cuidado del pie diabético ya que estos pacientes son propensos a la aparición de úlceras, lesiones e infecciones; y deben tener especial cuidado con su piel y sobre todo con sus pies, además de los consejos anteriores deben tener en cuenta algún consejo más:

  • Revisar a diario los pies para controlar la aparición de lesiones y en caso de tenerlas acudir a su médico.
  • No se deben cortar ni quitar las durezas y callos, ni utilizar callicidas, de ser necesario deben acudir a un podólogo.
  • No se deben utilizar pomadas ni desinfectantes para las heridas ya que pueden cambiar la coloración de la lesión dificultando así su seguimiento médico.
  • No colocar los pies cerca del fuego, estufas o fuentes de calor.
  • No caminar descalzo

 

 

 

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close menu